Tú, anécdota

Una mujer se acerca al dependiente y da lugar a la anécdota chorra del día.

–Hola, buenos días.

La pobre es una mujer educada y amable, y sin embargo va a convertirse en anécdota chorra del día.

–Buenos días, dígame.
–Querría saber si tienen...

Si es que no se le puede criticar nada a la pobre mujer. Si, comparada con algunos zánganos que asaltan la librería por la mañana, es para extenderle una alfombra roja.

 – ...libros...

Y, sin embargo, se masca la tragedia.

– ...de...

Convertirse en anécdota por una sola letra, después de ser tan agradable, es una pena.

– ...Eduardo ...

Pero ahí vamos.

– ...Punchet.

Y ya está, todo al traste. XD

A partir de aquí no dejará de repetir el apellido en cada frase.

2 comentarios

rucoma dijo...

Seguro que esta señora fue la de la michana.

aningunsitioperovolsqueetpunxiambunpunxó dijo...

Pobre mujer. Fue muy amable, pero tuve que aguantarse la risa cada vez que escuchaba Punchet... En cada frase lo dijo. XD