Con criterio

2 comentarios

Anónimo dijo...

La imcopetencia no es patrimonio exclusivo de La Casa del Libro

aningunsitio dijo...

Asolutamente dacuerdo.