Black dossier de Alan Moore y Kevin o'Neill


Tercera entrega de La liga de los hombres extraordinarios. Y no, no busquéis la traducción castellana en las librerías. Debido a las leyes del copyright, está teniendo problemas para publicarse fuera de EE.UU. Yo, por mi parte, lo compré en Londres. El librero me contó que habían tenido muchos problemas para conseguirlo, pero que por lo visto las cosas se habían arreglado y se podía vender en Reino Unido.

El tema del copyright viene por los personajes que aparecen o a los que se hace referencia. Al igual que los volúmenes I y II, la aventura está repleta de guiños frikis a la literatura anglosajona, clásicos que esta vez se puede decir que pasan prácticamente desapercibidos para el lector de fuera. Yo, sinceramente, me he aburrido bastante con el tebeo. Además de estar escrito en inglés nivel Alan Moore, me habré perdido en torno al 90% de las gracias por no conocer a los personajes en cuestión.

Curiosamente, el volumen cuarto, Century, sí que está viendo la luz en España. Por lo que he podido leer en un blog*, la ausencia de Black Dossier comporta lagunas en la trama que, si no esenciales, sí molestas. Hay personajes en Century que no se entienden bien si no se ha leído el tercero, donde se narra su pasado. Hay cambios en viejos conocidos que tampoco se explican. En fin, se mire como se mire, una pena para los seguidores de la saga.

* “Black dossier” y “Century: 1910”: The league os Extraordinary Gentilemen, de Alan Moore y Kevin O'Neil",

No hay comentarios