Recuento 2012

En 2012 tenía previsto leer El hombre sin atributos de Musil, pero naranjas de la china. No sé cuántos libros he leído porque Anobii va como el trasero de un babuíno, pero si el año anterior leí 91 (entre cómics y novelas), este año la escasa suma llega a 40. Del total, once serán libros, y no de mucha enjundia. Sobre todo, ha sido un año de decepciones literarias y de mainstream, Juego de Tronos mediante. Libros que me hayan parecido geniales:
  • Warlock, de Oakley Hall
  • La flecha del tiempo, de Martin Amis
  • Cartero, de Bukowski
  • Diario de Adán y Eva, de Mark Twain
  • Quell merdé hurrible de via Merulana, de Gadda (por acabar, denso y lento pero con una traducción de orgasmo)
Libros que, sencillamente, no:
  • Por la boca muere el pez, de Camilleri y Lucarelli
  • El principito, de Saint-Exupéry (te venden El pequeño Nicolás y compras un manual de autoayuda)
  • La máquina de hacer españoles, Walter Hugo Mãe (necesito letras mayúsculas para leer).
De los cómics, me han parecido geniales:
  • Hamlet, de Gianni de Luca
  • Barcazza, de Cattani (aunque el final es un bluff)
  • Reproducción por mitosis, de Shintaro Kago
  • Monsieur Crépin, de Töpffer (no sé si es cómic pero es tan bueno que puede ser lo que le dé la gana)
  • Los dientes del tiburón, de Boucq
  • Génesis apocalípticos, de Trondheim
  • Poguri, de Nakagawa


2 comentarios

Paul dijo...

Dices que no te ha gustado El Principito...¿Ha sido la primera vez? Si es así, lo entiendo. No fue escrito para ser descubierto por una persona que,como los que vivimos en el s.XXI, necesita un nivel alto de sarcasmo para sobrevivir al día a día.

aningunsitioperoquesealejos dijo...

El cuento hace gala de una imaginación sin límites. Sin embargo, pasada la mitad, la lectura toma un tono trascendental y moral que deja la inventiva en un segundo plano.

Pese a amar como buen pez del nuevo siglo la corrosión (aunque me destroce vivir en ácido), disfruto de una buena historia contada sin amargor.

Creo que dentro del espectro de "bondad sincera" hay espacio suficiente para no caer en la ñoñez ni en la moralina.

En mi opinión, El principito falla en este sentido.