Aquel verano de Jillian y Mariko Tamaki


En la contracubierta, Craig Thompson, autor de Blankets y Habibi, elogia este cómic. Después de leerlo, está claro que le gustó tanto por el corte intimista como por el dibujo, muy similar a su estilo.

Mariko vuelve a guionizar los pinceles de su prima Jillian tal como hiciera en Skim, publicado también por La Cúpula. Esta bella historia ilustrada con gran talento narra un verano crucial en la vida de la joven Rose. Desgraciadamente, este relato melancólico sobre el paso de la niñez a la adolescencia me ha provocado un déjà lu algo decepcionante.

No me resulta original ni en su modo de abordarlo ni en los aspectos que toca. Siendo tiquismiquis, las viñetas que introducen la historia y la concluyen tienen un ritmo lento y sincopado que no me funcionó, un ritmo casi de stop-motion que abandonan en el resto del cómic en favor de uno igualmente tranquilo pero fluido.

Más allá de esto, Aquel verano es una historia muy recomendable con ilustraciones que obligarán al lector a detenerse sí o sí para poder contemplarlas.

No hay comentarios