Ca l'Àngel, brasería de menú en Sabadell

Marqués de Comillas 139, Sabadell


Ca l'Àngel es un restaurante familiar que sirve menús entre semana a 12,25€. El menú incluye bebida y postre o café. Se puede pedir menú de un solo plato por 9,95€ o de dos segundos por 2€ más.

El trato es muy agradable. La camarera es simpática, eficiente, rápida... y equilibrista. El establecimiento no es muy grande y cuando está repleto debe ir sorteando las mesas. Pese al reducido tamaño (aunque tienen terraza), uno no se siente agobiado porque no se está apretado. Lo que sí se forma es bastante ruido. Ni con la boca llena vigilamos el volumen en este país.

El menú varía poco pero lo que hay está muy bueno. Cada día, hay dos platos nuevos junto a los habituales. Cabe apuntar que han corregido las faltas de ortografía que había en la antigua carta, en la que se podía leer "peçols" en lugar de "pèsols", o "vadella amb volets" en lugar de "vedella amb bolets". Por suerte, tener los ojos llenos de sangre no te impedía disfrutar de la comida.

De primero suelen tener: escudella barrejada (una sopa a la que le meten de todo y entra como Dios en invierno), guisantes a la brasa (sencillo pero delicioso: guisantes solos ahumados), alcachofas a la brasa, revuelto de setas a la leña (¡mamma mia, sabrosísimo), ensalada (de salmón, catalana, verde, etc.), alubias con panceta, espárragos a la brasa, fideuá y macarrones.

De segundo, no siempre pero habitualmente, tienen paella o arroz (a mí me gusta pero las dos veces que la he probado llevaba carne, no sé si hacen de marisco ni cómo estará), langostinos a la brasa (a veces hay un plato de marisco o de pescado pero predomina, sobre todo, la chicha), ternera con setas (en salsa, sabor fuerte pero adictivo), caracoles a la llauna y callos al horno de leña (pecado mortal).

Siguiendo con los segundos, siempre tienen butifarra de Sant Llorenç, hamburguesa, lomo y pollo. El entrecot de ternera de 350g supones un suplemento de 5€. Ofrecen, aunque no tengo claro si todos los días, pies y carrilleras (galtes) de cerdo. Todo es a la brasa y se puede elegir entre diferentes guarniciones: escalibada, patatas fritas, ensalada de lechuga o de tomate y alubias.

Debo reconocer que empecé aficionándome por la carne pero han acabado gustándome más el resto de platos: la escudella barrejada, el revuelto, los guisantes, los espárragos,... Los callos también me fascinaron pero se me ocurrió pedírmelos con unas alubias de primero. Imaginad el desastre... La hamburguesa les queda seca y el lomo no les queda tan bien como el pollo.

Si tuviera que recomendar una brasería, recomendaría el Pit i Cuixa o Can Punyetes, pero si debo aconsejar un bar de menú por su relación calidad-precio, sería Ca l'Àngel. Hay que contar que varían mucho las cantidades dependiendo del plato. Si pides paella o fideuá, te puedes dar por satisfecho. Es un reto ir a por el postre después.

El problema es que no te puedes frenar. Los postres son caseros, siendo su especialidad los flanes. Ojo con ese flan de coco y mermelada de fresa que lo carga el diablo. El mel i mató no se queda atrás. Creo que también hay fruta... Según mi pareja, el café no está mal. Por si fuera poco, ellos mismos amasan y hornean el pan. Todas las veces que hemos ido hemos salido muy satisfechos.

Más información:

PD: Sí, efectivamente, he ido chorrocientas veces a comer y no he sacado ni una maldita fotos de los platos. Por algo será.

No hay comentarios