Las espadas de cristal de Sylvianne Corgiat y Laura Zuccheri


Pongo la cubierta bien grande, que se aprecie lo mejor posible. Las espadas de cristal (Yermo ediciones) atrajo mi atención con esta ilustración de la italiana Laura Zuccheri. Si algo tienen los álbumes franceses es que no suelen engañar como los cómics estadounidenses, donde una portada maravillosa es el señuelo que esconde unas páginas interiores infames.

Desgraciadamente, la historia es otra ídem. El guión de la historietista y novelista francesa Sylviane Corgiat es un despropósito. Este relato fantástico donde cuatro espadas de cristal caen del cielo en distintos puntos del planeta con el fin de salvar a la Humanidad empieza bien pero avanza mal y acaba peor. Los chirridos al inicio de esta trama no demasiado bien engrasada se convierten en chillidos de agonía insoportables.

Los protagonistas toman decisiones ilógicas, hay personajes mal trabajados o superfluos y el lector bien puede aburrirse con los rodeos innecesarios y desorientadas de la trama. Da la impresión que Corgiat fuera un adolescente inventando sobre la marcha. Aunque, pese a sus 61 años, no comenzó en el mundo de la viñeta hasta el 2004, sus novelas publicadas con anterioridad deberían haber servido para esperar un resultado de mayor calidad... o coherencia.

Según la página de Humanoïdes Associés, Las espadas de cristal fue muy bien recibida por la crítica. No sé si se refieren al primer tomo o a la historia completa. Con lo que no puedo estar en desacuerdo es que Zuccheri recibiera en 2011 el premio Gran Guinigui a la mejor dibujante gracias a al segundo tomo de la serie. Dejo unas cuantas ilustraciones suyas con las que se aprecia su habilidad para crear escenarios espectaculares y su gusto por crear seres extraños y grotescos.






_______
Más información:

No hay comentarios