Prometheus es una puta mierda [SPOILER]


Prometheus es una puta mierda. El resto es spoiler.

Una expedición de supuestos científicos viaja al planeta de los Space Jockey porque, según unas pinturas rupestres encontradas por una pareja de arqueólogos perrofláuticos, la especie humana fue creada por esa misteriosa raza.

Cuando llegan al planeta, entran en una edificación enorme como Pedro por su casa y van toqueteándolo todo como críos en vivienda ajena. Un robot muy listo que tienen, interpretado por Fassbender, en seguida entiende de qué va el rollo y empieza a abrir compuertas secretas y tal. Llegan así a la cámara con vasijas, cadáveres de extraterrestres y la cabeza enorme antropomórfica que veis en el cartel.

Uno de los cerebros de la expedición, un geólogo anarcopunk (en serio), dice que eso le da mal rollo, que a él le gustan las piedras y no los marcianitos verdes. El biólogo nerd de la troupe aprovecha para marcharse con él porque, por lo visto, le parece lógico hacer un viaje interestelar de dos años y retirarse cuando encuentran por fin rasgos de vida alienígena altamente evolucionada.

Bueno, los que quedan están un rato más toqueteando cosicas y luego se marchan de vuelta a la nave, que hay que merendar. Curiosamente (léase "incomprensiblemente"), el geólogo anarcopunk y el biólogo nerd se acaban quedando en la laberíntica construcción de piedra porque se pierden. O sea, yo creo que en este preciso instante deberían telefonear como Gila a la Tierra para que despidieran fulminantemente al tipo que ha hecho la selección de personal. Y es que, joder, que el puto geólogo encargado de hacer los mapas se pierda...

En la nave, la arqueóloga perrofláutica se desvela como todóloga y se dedica a diseccionar una cabeza de extraterrestre que han transportado a la nave. Acaba, como es previsible, echándolo todo a perder y el cráneo explota asquerosamente. Mientras tanto, el cyborg la empieza a liar parda cuando le da por infectar a la pareja de la todóloga con el líquido viscoso y negro que había en las vasijas de la gruta.

El resultado es que el tío se dará cuenta que está infectado y, como todo científico riguroso, se callará la boca y se convertirá en un lastre. Antes de eso, borracho de alegría, follará con la todóloga, quien desvelará que no puede tener hijos y que, además, es una fervorosa creyente. Para que veáis la dirección de la trama: la que lleva el crucifijo, como si de una peli clásica de vampiros se tratase, es la que se salva.

Es muy gracioso ver cómo, en un entorno inexplorado, estos superdotados del conocimiento acercan las narices a sustancias y criaturas desconocidas y sospechosas. No hace falta decir que el geólogo anarcopunk y el biólogo nerd la espichan cuando vuelven voluntariamente al lugar de donde se habían marchado anteriormente por el mal rollo que les producían los cadáveres. Allí, coherentes con su reacción inicial, se dedican a jugar con unos desagradables tentáculos acuáticos que los acaban matando por gilipollas.

Porque dentro de la inmensa edificación, como el aire es respirable, se quitan los cascos sin problema. En fin... Los otros vuelven, encuentran sus cuerpos y, de vuelta, muere el arqueólogo perrofláutico infectado por el robot. Su churri llora a moco tendido porque no le han permitido subirlo a la nave pese a lo malito que estaba. En su lugar, la capitana, Charlize Theron, decide humanitariamente calcinarlo con un lanzallamas.

Así puestos, la todóloga, destrozada, se desmaya y despierta en un quirófano con el robot. Éste le confiesa lo que le hizo a su chorbo y que, para más inri, le comunica que está preñada de un especimen alienígena de tres meses. El robot quiere que germine la semillita dentro del vientre de mamá pero ella no, así que se va de extranjis a una máquina quirúrgica para que le extirpe a pelo el bicho asqueroso. Luego, por supuesto, como si de un episodio del Equipo A se tratara, se levanta como si nada.

Anda que te andará, llega a una sala donde descubre que está el yayo rijoso fundador de Weyland Technologies, quien espera encontrar en los extraterrestres el secreto de la vida eterna. La todóloga dice que no, que deben marcharse, pero nadie le hace ni puñetero caso. Retornan, despiertan a un extraterrestre y éste mata al abuelete y a un par de secundarios irrelevantes. A Fassbender lo decapitan mientras la todóloga se escapa para avisar a la tripulación de la nave de que el marciano es tan re-malvado que quiere destruir la Tierra.

Los proletarios de la nave de Weyland Technologies, que nunca han mostrado ninguna implicación emocional con todo este marrón, decidirán lanzarse contra la aeronave del marciano, derribándola y sacrificándose inútil e incoherentemente. Antes de esta tontería, Charlize Theron (la capi, la que según reza la ética profesional debe hundirse con el barco) se ha pirado para salvar el pellejo. Sin embargo, por una de esas ironías que provocan infartos cerebrales, acabará ridículamente aplastada por la nave extraterrestre cuando ésta se estrelle contra el suelo. A todo esto, uno se pregunta para qué era relevante este personaje que hasta aparece en los carteles promocionales. Pues para nada de nada. And the Oscar goes to...

Queda la todóloga, quien se encuentra, no sé a santo de qué, con el extraterrestre psicópata. Por suerte (o por desgracia, uno ya no sabe qué es peor), y en uno de esos giros argumentales estremecedores, el maloso acabará siendo asesinado por el bicho que la believer perroflauta se sacó de la tripa, ahora convertido en un pulpo enorme. Es bastante risible cómo infecta a sus víctimas introduciéndoles un fálico tentáculo por la boca. Guarda toda similitud posible con un pedazo de rabo. Todos se quedan como sorprendidos cuando se lo mete.

¿Y ahora qué? Pues resulta que el robot no está muerto. Su cabeza sigue activa. Se pone en contacto con la perroflauta y le pide que lo salve. A cambio, le enseñará dónde hay más naves alienígenas con las que poder volver a la Tierra. Ella, lo primero que hace cuando lo ve es preguntar por su crucifijo, que el robot le había quitado. Él, evidentemente, lo tiene en la bolsa junto a su cuerpo inane. Hay que apuntar lo resistentes que son los bolsos de loneta en condiciones extremas. Eché en falta, eso sí, un logo de Nike o de Adidas. Hubieran molado más.

Con su fe intacta, pero demostrando claramente que su carisma está tan alejado de la combativa Sigourney Weaver como cerca de un cenicero, la cacho carne le dice al cacho hojalata que lo llevará consigo, pero no para volver a la Tierra sino para dirigirse al planeta originario de los Space Jockey. Se ve que no era éste, vaya por Dios. En realidad, el planeta donde están ahora es un punto estratégico de ataque fuera de sus tierras, lo que vendría a ser la base naval de Rota.

Se piran los dos y, en ese justo momento, del cuerpo del Space Jockey muerto por el pollazo pulpero sale algo parecido a un Alien. Uno se preguntará si con esto queda el tema zanjado, si en realidad con esta tan cacareada precuela hedionda no se ha planteado un mayor número de preguntas absurdas carentes de interés en vez de resolver una serie de dudas razonables.

Por suerte, ya han afirmado que "Prometheus 2 contará de nuevo con Ridley Scott para la dirección de la cinta" y, por lo visto, como "ha asegurado la presidenta de producción de Fox Emma Watts", "Ridley está entusiasmado con la película, pero tenemos que hacerlo bien. No podemos correr". ¡NO! ¡No corráis, majos, no! A ver si os va a dar flato o algo muchísimo peor.

La noticia descubre también que "Noomi Rapace [la todóloga] y Michael Fassbender también podrían estar en la cinta. La oferta para hacerlo la tienen encima de la mesa, sólo tienen que aceptarla. ". ¡SÓLO! Y sigue: "Por el contrario, quien no estará involucrado en esta secuela es el co-guionista de Prometheus Damon Lindelof, por problemas de agendas, estará inmerso en otro proyecto."

Es aquí donde uno se detiene porque falta una información crucial. ¿En qué proyecto va a trabajar Damon Lindelof y dónde puedo contratar a dos rumanos? Todas estas sensaciones sumadas a que el puto multisalas Yelmo Icaria de Barcelona considera que -10º es la temperatura ideal para disfrutar de una película, han hecho que mi retorno en Renfe junto a un niño esquizofrénico con TDA haya sido de eutanasia y aborto.

_____
Más información para entender este despropósito en el artículo "El guionista de Prometheus revela los secretos de la verdadera precuela de Alien".

12 comentarios

Anónimo dijo...

Por lo viso Tony Scott (hermano de Ridley) se ha suicidado tirándose de un puente. Tras ver la película (donde ha colaborado y la ha co-producido) ya veo el móvil del suicidio. La pena es que no se llevara también al puente al/los guionistas de la trama.

aningunsitioperoquesealejos dijo...

Contando que el guionista es Damon Lindelof, de Perdidos, si se hubieran suicidado ambos, yo hubiera titulado la noticia como "De Perdidos al río". XD

DarkKaine dijo...

Esta conversación no es real, pero me hizo mucha grácia:

Damon Lindelof: Eh, Ridley, he añadido una escena en la que dos de los miembros de la expedición se pierden en la pirámide y quedan atrapados en ella durante la tormenta y…

Ridley Scott: ¿Qué personajes?

DL: Bueno, el geólogo responsable de cartografiar los mapas y…

RS: Espera, espera… ¿el responsable de cartografiar los mapas?

DL: Sí, ese.

RS: ¿No debería ser precisamente ese personaje el menos indicado para perderse en ningún lado?

DL ¿Por qué?

RS: Bueno, pues porque se supone que ese tipo ha sido escogido para participar en una expedición científica espacial a una galaxia lejana por su capacidad para, entre otras cosas, no perderse.

DL Ehhh… bueno… es un detalle menor, se ve que el tipo confunde la derecha y la izquierda y tal.

RS: ¿Confunde la derecha y la izquierda? ¿Un geólogo encargado de cartografiar estructuras y planetas de otras galaxias y que está siendo monitorizado en tiempo real por el centro de control de su nave? ¿No podemos hacer que se pierda la lesbiana?

DL: No, no, ha de ser el geólogo. Déjame pensar… le ponemos una cresta y un par de tatuajes y le hacemos fumar marihuana. Lo pintamos como un tipo duro pero drogata, paranoico y tal.

RS: Ya veo.

DL: Y rodamos una escena en la que aúlle como un lobo tras entrar en la pirámide.

RS: Como un lobo.

DL: Exacto.

RS: ¿Tras entrar en la pirámide, eh? Es justo lo que haría un científico que acaba de entrar en una construcción alienígena aterradora e inhóspita. Ponerse a aullar.

DL: A aullar.

RS: Tiene toda la lógica del mundo.

DL: Tú lo has dicho.

RS: ¿Y cómo encaja eso en la trama? ¿Qué sentido tiene meter a un geólogo aullador, macarra y drogata con tendencia a perderse en una expedición científica que ha costado un billón de dólares? ¿No les hacen tests de estabilidad psicológica a estos tipos antes de criogenizarlos durante dos años y mandarlos al quinto coño en busca de una forma de vida alienígena que podría ser hostil?

DL: Teníamos un problema y lo hemos solucionado con una cresta, un aullido y un poco de marihuana, no le des más vueltas. El tema es que el geólogo drogata y el botánico se quedan atrapados en la pirámide y entonces aparece una serpiente alienígena acojonantemente amenazadora. El botánico se acerca a ella, empieza a acariciarla y…

RS: ¿A acariciarla?

DL: Sí, ¿qué pasa?

RS: Bueno, se supone que el botánico se ha perdido en la pirámide precisamente porque ha sufrido un ataque de pánico y ha intentado salir de ella sin esperar a sus compañeros.

DL: ¿Y?

RS: ¿Que no es un poco contradictorio que un personaje al que acabamos de caracterizar como un cobarde se lance a acariciar una serpiente alienígena acojonantemente amenazadora en la misma estancia que antes le ha hecho cagarse de miedo? No parece un comportamiento muy coherente, la verdad. Además, ¿no debería ser el botánico de la expedición el más cauteloso frente a cualquier tipo de vida alienígena?

DL: Estooo… No te preocupes por eso, los espectadores ya pensarán alguna justificación absurda para ello. Lo publicarán en sus blogs y en sus twitters y nosotros no diremos ni que sí ni que no para alimentar las especulaciones. ¡No te puedes ni imaginar la de simbolismos que es capaz de ver la gente en las chorradas más gordas! Y cuando insistan, diremos que no queríamos dárselo todo mascado y que hemos dejado la película abierta a las interpretaciones.

RS: Lo que estás diciendo es que ellos harán tu trabajo intentando dotar de coherencia interna a un guión que carece de ella por completo.

DL: Ehhh, bueno, es una manera de verlo, sí…

RS: O sea que todos los detalles del guión han de ser lo suficientemente vagos y difusos como para que puedan ser interpretados en un sentido determinado… o en el contrario.

DL: Exacto.

RS: ¡Qué coño! Eres el guionista de Perdidos. ¡Seguro que sabes adónde se dirige la historia! A rodar.

aningunsitioperoquesealejos dijo...

Jajaja. Excelente. XD

demoniodehiel dijo...

Acabo de intentar ver este pedazo de truño de película; digo intentar, porque cuando la niña tonta recien operada de cesarea y con la tripa llena grapas salta de la camilla como campeona de tae kon do, tan feliz y elástica ella, he apagado el dvd. Y he buscado en google "prometheus es una mierda" por eso de sentirme mas en compañía mientras me daban nauseas, llegando a este artículo en tu blog. Lo suscribo punto por punto, que truño de peli, cómo se pueden gastar los dineros en eso, por dios qué verguenza ajena, que amontonamiento de absurdos, sinsustancias y ridiculeces... mi favorito era cuando los megacientíficos se quitan el casco asi porque ellos lo valen. Pero casi me impresiona mas el nerd acercando el dedito a la lamprea-serpiente-polla extraterrestre que vamos, hay que ser tarado.
Que muchas gracias por la lectura, me re reído a gusto y ademas con saña. ¡es verdad todo lo que comentas!

aningunsitioperoquesealejos dijo...

Gracias. Sí, esta peli es no sólo una decepción sino un insulto (a la inteligencia, al sentido común,...) XD

No hay por donde cogerla. Lo más sorprendente es la gente que la defiende. (!!)

Ruth dijo...

jajajaja, yo también he llegado aquí con la búsqueda de "Prometheus es una mierda", jajajaja. También he dejado de verla con lo de la cesárea,cuando se queda la tía con cara de boba mirando al globo ése que le han sacado de dentro, no he podido más... Os digo lo que le he dicho a mi gente de Facebook, "Prometeus no verla, por vuestra salud mental". La ha alquilado mi marido, ha perdido el derecho de volver solo al videoclub.

aningunsitioperoquesealejos dijo...

Jaja, pobre. ¡Él a preparar las palomitas! XD

El Señor De la Caca dijo...

Cuando empecé a verla me emocioné muchisimo, realmente dije, esta es una buena pelicula!!! despues noté que los personajes eran un poco toscos y que su linea de acción interior al igual que la pelicula y la trama se iban comviertiendo en caca,tanta caca, que practicamente me senti una caca al estar viendola, pero la caca siguió reproduciendose y despues de mucho transcurso y llegar al final, una caca con tentaculos que antes habia salido de otra caca, se metió en la boca de otra caca, y antes de haber terminado, justo al faltar unos pocos segundos para que terminara , realmente, queria que esto no ocurriera... de la pancita de la caca salio mas... caca, entnces cuando bien terminó puse ''prometheus'' y empecé a leer las grandiosas criticas de esta gran obra maestra y dije... mmm, no, mejor intento de otra forma : ''prometheus es una mierda'' y apareció este blog, que practicamente me da a pensar que hay gente cuerda en este mundo y que como yo capas que seguro piensa que HOY EN DIA no hay cine sino CACA.

aningunsitioperoquesealejos dijo...

Jaja Gracias. Sí, leyendo ciertos artículos en ciertos medios, uno se da cuenta de que la crítica se ha convertido en un trabajo de mercenarios sinvergüenzas.

Y también es cierto que las películas malas de ayer parecen buenas e inteligentes al lado de la basura de hoy. ¿Qué podremos llegar a ver en las pantallas de aquí a diez años?

Diana Torralbo dijo...

Qué risa, he tenido que dejar de leer del ataque de risa. Que pongas en google "Prometheus es una mierda" y te salga esto es como si alguien escuchara tus plegarias. Realmente la peli es absurda y si te pones a pormenorizar, puedes sacar tanta incongruencias y gilichorradas que parece que el bueno de Ridley Scott estaba vaguete y pensó que cualquier patochada con el sello alien nos iba a encantar y nos lo íbamos a comer con patatas. Los alienígenas nos quieren matar porque nos cargamos a Jesucristo... es que parece de chiste.

aningunsitioperoquesealejos dijo...

Me alegro que hayas disfrutado de la crítica. Un saludo. :)