Blitz de David Trueba es una Scheiße como un Klavier


No he leído nada anterior del autor, ni la querida Cuatro amigos ni la elogiada Saber perder. Mirando parte del legado que quedará después de su paso por este mundo, veo que fue (o trabajó como) el guionista de La niña de tus ojos, película ganadora de siete Goyas y dos Fotogramas de plata que considero merecidos. La película me pareció tan extraordinaria como el título de esa otra donde, además de guionizar, hizo de actor: Amo tu cama rica. El nivel de estos trabajos se encuentra, sin duda alguna, al nivel de la interpretación de Ariadna Gil en la versión cinematográfica de la novela de Cercas, Soldados de Salamina, dirigida por este fuera de serie.

Es muy fácil criticar, insultar. Al escritor y cineasta madrileño le sobran los elogios pero lo cierto es que esta novela corta de menos de doscientas páginas es mala hasta decir bastard. He hecho una búsqueda rápida en Google y parece que no soy el único que la considera infumable pese a que la crítica especializada reza en la faja del libro cosas como "libro personalísimo, a contracorriente, ameno e intenso" (Antón Castro, Heraldo de Aragón), "el mejor libro de David" (Benjamín Prado) o "háganse un favor y léanla" (José Antonio Sau, La Opinión de Málaga). Parece que los elogios acerca de La verdad sobre el caso Harry Quebert sólo marcaban el inicio.

La crítica ya no vale un pimiento. Se escriben artículos pagados por las editoriales. Y no es extraño que sus lisonjeras mentiras vayan en una faja. Pero aunque intenten disimular la tripa cervecera de las novelas en baja forma, cuando te acuestas con ellas en la cama, acabas desnudando la desagradable realidad. Pero tampoco voy a mentir. Blitz no engaña por su portada, que es fea, ni con su principio, que es un mensaje de texto con abreviaturas de móvil, ni con sus páginas, donde hay imágenes en color que no sirven de nada. Una vez me dijeron que los dibujos de un buen libro ilustrado no deben retratar el texto. Bien, aquí se calca, se repite; encima, con poca destreza.

En una entrevista a El País, Trueba afirma que "el sexo con una mujer madura parece proscrito". Desde luego, si es descrito como en esta novela, debería estarlo. Beto, el protagonista con nombre de perro, es un paisajista que, en un concurso de parques y jardines es Múnich, rompe con su pareja. Ahí empezará un recorrido tan inverosímil como forzado con la sexagenaria Helga, su traductora durante el concurso. Junto a los "tímidamente", "sonrojarse", "mujer sola", eché en falta algún "se encogió de hombros". El personaje es más plano que el encefalograma de un zombi, ñoño a más no poder. La inverosímil relación con una mujer adulta es descaradamente edípica. Él busca en ella una madre, no una compañera sentimental.

Ella es totalmente servicial, no tiene voluntad. Él puede comportarse como un completo niño malcriado, como un llorica desagradable, y ella se tragará su rabo. Él puede embestirla totalmente ebrio, en un envite digno de una violación, y ella aceptará en su vagina seca la brutal torpeza de sus dotes donjuanescas. Me recordó a mis encendidos escritos adolescentes donde las mujeres se combaban a mi voluntad cual guión de película pornográfica. Así de penoso resulta, con 46 años cumplidos, el libro de este autor que, si resulta ser cierto que se trata de su "mejor libro", no quiero ni pensar en los unicornios y gilipolleces absurdas que debe haber parido en las páginas de los anteriores.

2 comentarios

Estibaliz Burgaleta dijo...

Tengo que reconocer que le tengo manía a David Trueba, no me gustó "la buena vida" y detesté mucho "vivir es fácil con los ojos cerrados". Así que nunca he probado a leer ninguno de sus libros. Sí que recomiendo, y mucho, la serie "Qué fue de Jorge Sanz".

aningunsitioperoquesealejos dijo...

Qué fue de Jorge Sanz la conozco. Es una serie de Canal+ que juega a hacer de falso documental sobre el actor acabado, igual que hace Episodes con Matt LeBlanc. Intenté verla durante el mes de promoción de Yomvi pero al final no pude porque la plataforma no funcionaba. Si puedo, algún día le echaré un vistazo. Gracias. Un saludo :)