Bernie's Diner, hamburguesería y carne a la parrilla en Barcelona

Imagen del logo de Bernie's Diner Barcelona
Via Laietana, 20

Cerca de la parada de línea amarilla de Jaume I, en la esquina entre las calles de L'Argenteria y Vigatans, se encuentra este local inspirado en los diners americanos que tantas veces hemos visto en películas como American Graffiti o Grease. La decoración es chulísima. El mobiliario es el típico, con sus mesas metálicas, sus taburetes cromados y sus bancos tapizados de escay rojo. Mires donde mires hay algún objeto que hace referencia a la cultura popular estadounidense como fotos de Elvis, tapacubos antiguos o carteles publicitarios de los años 50.

Es el sitio preferido de unos amigos y siempre que hemos estado, hemos ido con ellos. Pese a su ubicación tan céntrica, es un establecimiento donde es muy agradable comer. Creo que habremos cenado allí unas tres o cuatro veces y el servicio siempre ha sido bueno. Hay veces que van algo liados y se despistan si les pides algo extra pero, en general, no hacen esperar y los camareros con simpáticos.

La carta de comida es, si no 100% USA, al menos sí 100% made in Hollywood, pues la referencia que tengo de estos sitios es a través del cine. Entre los entrantes encontramos los nuggets, las alitas o los aros de cebolla pero destacan, por encima de todo, sus nachos Tex-Mex con queso fundido, crema agria, chili con carne y pico de gallo, a los que puedes añadirle guacamole. Es una guarrada deliciosa con la que, figurada y literalmente, uno se chupa los dedos. La última vez, siendo cinco en la mesa, quedamos bastante llenos sólo con una ración de nachos y otra de los tomates verdes fritos (en cada ración hay dos piezas).

De bocadillos, tienen Club Sandwich (de dos pisos), hot dogs y pepito de ternera. Disfruté como un crío con el Dixie Hot Dog (hervido, no frito), que viene con salsa de queso, chili con carne, cebolla crujiente y pepinillos. Con sus hamburguesas de buey a la parrilla no he tenido buenas experiencias. La vez que probé la BBQ y la American Rodeo, las pedí en su punto y me las trajeron demasiado hechas, tanto que la carne estaba seca e insípida. Hablo, no obstante, de hace más de un año. Esta última vez, en agosto de 2015, mi pareja se pidió una Special Cheese y estaba en su punto, muy jugosa.

A la parrilla preparan suculentos entrecots, chuletones, solomillos, T-bone Steaks y las tradicionales costillas con salsa barbacoa. Tienen un apartado de ensaladas para quien quiera aparentar, además de raviolis, escalopes,... Ofrecen menús para niños, también made in USA. Por las mañanas sirven desayunos, incluido el típico Brunch. Los postres que hacen también son para perder el sentido: tortitas, brownie, apple crumble, cheesecake,...

Para beber tienen gran variedad de cervezas: desde Damm, Heineken o Corona a Budweiser, Miller o Pilsener Urquell. De refrescos, no sólo cuentan con los típicos de siempre sino también con Dr. Pepper y Cherry Coke. Asimismo, ofrecen cócteles y vino para quien quiera. Sin embargo, la estrella de estos locales son los batidos. Están los clásicos de vainilla, chocolate o fresa, junto a otros más elaborados de pastel de queso con fresas, yogur con frutos rojos o café con Bailey's. Todos vienen coronados con una montaña de nata: puro maná terrenal.

Bernie's es un local temático con una amplía variedad en su carta donde hasta el más mínimo detalle ha sido atendido. Los servicios están limpios pero, a diferencia de los estadounidenses, puedes encontrar que se hayan quedado cortos con el papel higiénico (¡ojo con esto, que en la restauración española, por muchas esferificaciones y tenedores que tengan, siempre repite este mismo problema!). Salimos a 15€ por cabeza y con el estómago bien lleno1.

Más información:
_____
1 Pedimos tres hamburguesas Special Cheese, una American Rodeo, un Dixie Hot Dog, dos pintas, una coca-cola, dos aguas, un batido de vainilla, una ración de nachos y otra de tomates verdes fritos. En total fueron unos 77€.

No hay comentarios